Sobre las #warpaintings

Una reflexión sobre el tiempo y sus imágenes o sobre las imágenes y su tiempo.
Con ella, se pretende subrayar el carácter efímero del momento en que vivimos.
Las nuevas tecnologías nos absorben, y parecen atrofiar nuestro sentido de la estética, a golpe de clic, o quizás intentan demostrarnos que sólo permanecerá lo que merezca la pena. A veces, parece que no habrá nada que nos sorprenda, que ya está “todo inventado”, y sin embargo, la propia vida, nuestra existencia puede ser una sorpresa, un frágil equilibrio; y nuestro día a día una aventura, una realidad virtual con más posibilidades, quizás más virtual, que la "inventada" últimamente.
Contradicciones.
En la actualidad el tiempo ya no corre, sólo fluye. Pero aunque nuestra vida fluya, nuestros pasos siguen teniendo la misma dimensión que los pasos de nuestros antepasados.
A diario, nos movemos a una velocidad, que quizás ya no es la “velocidad reinante”, la velocidad que impera en nuestro entorno, básicamente tecnológico.
Parece extraño que no “paguemos un precio” por el ritmo frenético que nos está imponiendo el uso de la tecnología.
Estas pinturas digitales, #warpaintings o pinturas de guerra, en las que el color se emplea a modo de protesta, como llamada de atención sobre todas estas cuestiones, son realizadas con los dedos y una aplicación móvil, unas veces “pintando” sobre fotografías de carácter cotidiano y otras sobre simples lienzos (pantalla) en blanco.

Con todas ellas se creó una app a modo de libro de artista, más información aquí.